Tokyo Tarareba Girls, correr hacia el futuro

Tokyo Tarareba Girls (東京タラレバ娘)
  • Guion y arte por Akiko Higashimura.
  • Publicado en la revista Kiss entre marzo 2014 y abril 2017. Serie cerrada de 9 tomos.
  • Licenciado por Kodansha Comics en digital en febrero 2017. Luego fue licenciada en formato físico, gracias al éxito de Princess Jellyfish.
  • Una secuela titulada Tokyo Tarareba Girls Returns saldrá a la venta a fines de enero 2020, consiste en un solo tomo.

Sinopsis oficial: Rinko ha hecho todo bien. Se apresuró a pasar los 20 años para convertirse en guionista, alquilando su propia oficina en un moderno barrio de Tokio. Todo debería haber ido según lo planeado… Entonces, a los 33 años, no puede evitar lamentarse por el hecho de que su carrera se estancó, todavía está dolorosamente soltera y pasa la mayor parte de sus noches bebiendo con sus dos mejores amigos en su pub favorito. Una noche, borracha y delirante, Rinko jura casarse para cuando lleguen los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020. Pero encontrar un hombre, y amor, puede ser un trabajo despiadado y sucio para un romántico de corazón.
(https://kodanshacomics.com/series/tokyo-tarareba-girls/)

IMG_0028

Esta obra ganó el Premio Eisner 2019 en la categoría “Mejor edición norteamericana o internacional de material-Asia” en la San Diego Comic Con 2019.

Opinión: Quería reseñar este manga apenas terminé de leerlo, pero no pudo ser. Adoro a Higashimura desde Princess Jellyfish, así que todo lo que Kodansha licencie de ella es compra asegurada (que ya le eché el ojo a Black Canvas, es la próxima compra digital). Tokyo Tarareba Girls va de un grupo de amigas en sus treinta y tantos que quieren conseguir marido antes de los Juegos Olímpicos en Tokyo 2020 (este manga comenzó en 2014).  Este grupo de amigas se junta seguido a beber, comer y preguntarse qué hubiera pasado si… Por eso el タラレバ (what if/y si…). Obviamente que cuando uno entra en la rueda del y si… no sale más, es interminable, porque prácticamente terminas remontándote a cuando saliste del vientre materno. Entonces en esto aparece un joven encantador que les canta las cuarenta a las chicas y, bueno, pueden imaginarse que se desata el caos: no hay nada más terrible que reconocer que un extraño joven-guapo-encantador- tiene razón con sus palabras que son como cristales de hielo que te atraviesan y ya ves que tu silueta cambia, que aparecen arrugas, que quizá estás esperando demasiado, que quizá deberías haber aceptado aquella vez que… que si no hubieras terminado la relación con ese novio… que si hubieses aceptado esa propuesta… que si en el año xxx mes x día x a la hora tal y cual…, que si… Ajá, esto no termina nunca.

IMG_0029

Así que nuestras protagonistas se ven enfrentadas a esta realidad y harán todo lo que esté en sus manos para que el 2020 las reciba como ellas quieren, esto dará lugar a momentos desopilantes y cliffhangers que te tienen ensimismada (ya el primer tomo te hace gritar y correr a leer el segundo), así como también reflexiones la mar de interesantes. Porque si hay algo que Akiko Higashimura hace bien es hacernos reír con elementos basados en la realidad. Porque seamos sinceros, ¿quién no se ha preguntado alguna vez qué hubiera pasado si…? Reconozco que lo he hecho muchísimas veces, ¡más que muchísimas! Mi vida en un punto consistía en eso, en preguntarme qué hubiera pasado si optaba por A en vez de B, pero después apareció la opción C, entonces… Y no hablo de amoríos, que eso lo haría digno de convertirse en manga, sino de decisiones más bien relacionados con lo que yo quería ser y qué quería estudiar. Entonces pude meterme completamente en la piel de estos personajes porque entendí perfectamente lo que sentían, de acuerdo que yo no tengo 33 años y todavía me falta un poco para los 30, pero llega algún momento en que uno empieza a cuestionarse un montón de decisiones y siente que quiere revertir el tiempo y cambiar todo. Claro que es imposible, entonces la pregunta es ¿qué vas a hacer de ahora en adelante? ¿Seguir quejándote del pasado que no se puede cambiar o tomar cartas en el asunto, en el presente, para cambiar tu futuro? Y casi que me meto en la reflexión final del manga, pero eso se lo dejo a ustedes…

img_0032

Arte: El estilo de Akiko Higashimura es único. Sus trazos no son lo más bonito del universo pero me encantan, tiene una habilidad para trabajar las expresiones faciales que son una locura. Y es que el punto fuerte son los personajes, así que dedica gran tiempo a los detalles que les incumben. Los fondos son sencillos, generalmente con tramas, muy típico del manga romántico, y con paisajes propios de la ciudad. Hay mucho fondo blanco y, extrañamente, funciona.

Personajes: Rinko, Kaori y Koyuki son las tres amigas inseparables que se juntan a beber y comer en el bar de la familia de Koyuki. Rinko es guionista y considera que se ha estancado en su carrera, mientras que Kaori es manicura y Koyuki atiende el negocio familiar. Las tres son amigas de la infancia y han incorporado un código cuando sucede algo grave que amerita juntarse: cuatro alarmas.

img_0031

La piedra en el zapato se llama Key y es un joven que no tiene pelos en la lengua. Obviamente que tiene su historia, pero es entretenido ver cómo comienza a formar parte de la vida de las protagonistas.

Los personajes secundarios están todos muy bien, incluso quien detona la trama en el primer capítulo: Hayasaka.

Edición: Tengo la edición digital de Tokyo Tarareba Girls, así que no puedo opinar de la física (aún). La traducción estuvo a cargo de Steven LeCroy, súper accesible y no encontré ninguna frase que me hiciera ruido.

Me gusta mucho que sigan la misma línea que Princess Jellyfish e incorporen extras al final de la historia, como pequeñas entrevistas con la autora o un glosario para entender las referencias que se hacen en la obra. Quiero destacar principalmente la primera Bonus Story donde Akiko Higashimura cuenta sobre su inspiración para esta historia.

Descubrí que ha salido un tomo a modo de secuela titulado Tokyo Tarareba Girls Returns y que Kodansha publicará a finales de enero 2020. Me haré con él y luego les contaré…

img_0034

En conjunto: Para todos los amantes de la comedia, Tokyo Tarareba Girls no defrauda. Es una obra divertida, inteligente y reflexiva, en la que seguramente muchos de los lectores se vean reflejados. De más está decir que si te ha gustado Princess Jellyfish, esta obra tienes que leerla.

Puntaje: ¡Zanahorias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s